Explosión cubista en el Guggenheim

fd74c0fdbbceed2e1048a29e3dd1150a e1048400e8c1b2b8f761c4be5172b517 e7e08db97c91c44bf5088a3907495856

Explosión cubista en el Guggenheim

*El museo bilbaíno acoge la mayor retrospectiva sobre Braque organizada en España

0bba6af919bb0da39193d11fee3d30d9 2a69b374a693da39ee83d2f2c62e240d 2edb1ec53b524b58884173de4c4609d1

Cuenta Daniel-Henry Kahnweiler, el gran marchante parisino que apostó por el cubismo, que el movimiento fue denominado así por primera vez en 1908 en una reseña firmada por Louis Vauxcelles sobre una exposición de Georges Braque (1882-1963). Allí se hablaba de manera despectiva de cubos y extravagancias cúbicas. No sabía el crítico que Braque, junto a Picasso, desarrollaría un movimiento que supuso uno de los grandes puntos de inflexión en el arte occidental. Braque y Picasso trabajaron conjuntamente hasta el estallido de la I Guerra Mundial. El francés se alistó en el frente, y a su vuelta seguiría por derroteros creativos ajenos al español, aunque mantuvieron una férrea amistad hasta el final de sus días.

d6aad4f8859e975cdf065882ef0b5475 ca89a607ce163021b392b57ac17ed88e b47d0494328a54f421e2b4f80effe538

La exposición está organizada con el Pompidou y el Grand Palais

La trayectoria de Braque, mucho menos conocida que la de Picasso, centra la antológica titulada sencillamente Georges Braque, que mañana se inaugura en el Guggenheim de Bilbao con 250 obras distribuidas en ocho salas por orden cronológico y que estará abierta hasta el 21 de septiembre. Organizada junto al Grand Palais y el Georges Pompidou parisienses y patrocinada por el BBVA, la muestra conmemora el 50º aniversario de la muerte del artista. Entre el desfile de sus orígenes fovistas, inicios del cubismo, la invención del collage o sus escenografías, incluye fotografías y documentos que desvelan una personalidad retraída a veces, libre siempre y absolutamente entregado al experimento artístico.

75516dc6a54397f44623f12e04654e89 6887d6a42148e0a17af75da71253fa61 5838d1136c33012cd00eefef74d5e514

Brigitte Leal, subdirectora del Museo Pompidou, ha organizado la exposición con el ánimo de recordar la aportación esencial de Braque al cubismo, pero recordando que fue mucho más que eso. “La figura de Braque se vio ensombrecida por la desbordante personalidad de Picasso. Recordemos que en el mundo hay cinco museos Picasso, dos de ellos en Francia. En cambio, Braque, pese a ser francés y a su innegable papel histórico, no tiene ningún museo dedicado en exclusiva a su obra”, dice. Reconoce la comisaria que convertirse en el pintor oficial del régimen de De Gaulle tampoco le benefició ante el mundo artístico. “Es el momento de hacerle justicia. Nunca, hasta la fecha, se le había dedicado un homenaje de esta magnitud”.

978a91c9057a6f2b80969d96a8acc715 723bafbe9bacefb280a68670802a7dc7 7ba30ae29c8d3f4407b9735114df01d4

La figura de Braque se vio ensombrecida por la Picasso”

Brigitte Leal, subdirectora del Museo Pompidou y comisaria de la muestra

En el arranque del recorrido se agrupan sus obras de juventud. Hijo de un pintor de brocha gorda, pudo estudiar en la Academia de Bellas Artes de París, donde se dejó seducir por la fuerza del color loco de los fovistas, a los que había descubierto en el Salón de Otoño del Grand Palais en 1905.

Gracias a su amigo el poeta Guillaume Apollinaire, en el otoño de 1907 visita el Bateau Lavoir, el edificio situado en Montmartre donde se reunían los artistas y en el que Picasso disponía de un estudio propio. Allí, Picasso le invita a contemplar Las señoritas de Avignon, la composición en la que el artista español estaba trabajando. Braque quedó fascinado por aquel lienzo ocupado por planos angulares sin fondo ni perspectiva espacial. La cita marca el comienzo de una amistad indestructible y el inicio de uno de los movimientos más rompedores de la historia del arte: el cubismo.

El cuadro de Braque ‘Compotier et cartes’.

Entre 1907 y 1914, ambos autores abandonan las nociones tradicionales de perspectiva, escorzo y modelado para representar la tridimensionalidad y el volumen sobre un plano bidimensional. Inventan el cubismo analítico y el cubismo sintético. En el primero, las formas son geométricas, y los colores, apagados y austeros. En el segundo, desde 1912, el color reaparece con mucho más protagonismo; es mucho más fuerte, y las formas, más decorativas. A veces experimentan incorporando letras recortadas y pedazos de periódicos para integrar en la obra fragmentos de la realidad. Eran los famosos collages, que con gran entusiasmo realizarían también otros artistas de su entorno.

47d2483994fa78d440d3ef79da194825 63d454f1a263b3d3a0a860ac606febba 8c1800e7e36c594e05b64590d6cd3837

El estallido de la I Guerra Mundial acaba con la colaboración entre ambos. Braque se va al frente y cuando vuelve nada será igual, por más que mantengan su amistad en reencuentros periódicos. Una de las cartelas de la exposición recoge una reflexión de Braque a propósito de su amigo: “En esa época estaba muy unido a Picasso. A pesar de tener temperamentos muy distintos, estábamos guiados por una idea común. […] Vivíamos en Montmartre, nos veíamos todos los días, hablábamos… Durante aquellos años, Picasso y yo nos dijimos cosas que ya nadie se dirá nunca más, cosas que ya nadie sabría cómo decirse, que ya nadie sabría comprender…”

f93341c3bee543eba9a069d3ade9ba85

El pionero de las vanguardias participó en la I Guerra Mundial

En el frente, Georges Braque sufre una grave herida en la cabeza. Después de una larga convalecencia, a mediados de 1917 se siente capaz de volver a pintar. Su estilo se hace menos angular, y las curvas, más estilizadas. A veces, añade arena para resaltar la textura de los lienzos. Pinta naturalezas muertas, desnudos y sus famosas cenéforas —mujeres desnudas con cestas de flores en la cabeza—, una mirada al clasicismo de la pintura francesa que le causó agrias críticas.

2f868fc63e4c739264a2fd7fc74c08b3 410e7947c8a4b11b8bcd84e0265d490e

Sin dejar nunca las naturalezas muertas, una constante en todo su trabajo, a partir de la década de los treinta, Braque se abre a nuevas fuentes de inspiración, como la introducción de figuras humanas en su obra, pero será después de la II Guerra Mundial cuando el artista realice una de las series más descorazonadoras de su carrera. “Al estallar la guerra, Braque se encontraba con Joan Miró en Varengeville-sur-Mer. Durante este periodo y el de la ocupación ejecutaba obras oscuras y dolorosas”, […] explica la comisaria […]. Después vendrían las series dedicadas a los pájaros o al taller del artista, o los últimos paisajes, en los que la tierra parece confundirse con el cielo.

c4ec707e3ca585bd7ec162aba85a4978

Fue el primer artista vivo en exponer en el Louvre en 1961

El broche final de la antológica está dedicado al papel de escenógrafo que el autor realizó en la década de los años veinte para los Ballets Rusos de Serguéi Diaghilev y Léonide Massine.

Al final de su carrera, su fama en Francia era inmensa. En 1961, tuvo el honor de ser el primer artista vivo en exponer su obra en el Louvre. A su muerte se le oficiaron funerales de Estado y André Malraux fue el encargado del discurso de despedida.

92cadf04c5b398000e8f8179d6814995

Fuente:  http://cultura.elpais.com

Anuncios

Los herederos de Picasso exigen la reapertura del museo en París

8e397b4a387b5d56f21082f661529846

Los herederos de Picasso exigen la reapertura del museo en París

fb6a6b81599ead435e5379dcd7bf260b f4923aaadabb21a5aed6f6ec0fac9c7c cd7077e837b46730c5f945940fe6b194 c5de0e6ebe12d8af423c8b9e7a3a1b65

Los herederos de Picasso exigen la reapertura del museo en París

**El gobierno retrasa la reinauguración, prevista para junio,hasta otoño

**Claude Picasso,hijo del pintor, monta en cólera: “Francia pasa de mi padre”

1399045570_658864_1399046450_noticia_normal

El legado de Pablo Picasso y su relación con Francia, el país de adopción del pintor, han generado dos enfrentamientos simultáneos entre los herederos del genio malagueño y el Estado francés. Claude Picasso, hijo de Picasso y Françoise Gilot, se ha declarado “escandalizado y muy preocupado” por el retraso de la reapertura del Museo Picasso de París, que estaba prevista para junio y que el Gobierno socialista ha decidido retrasar hasta septiembre. El legatario y administrador de la obra picassiana afirma en Le Figaroque “Francia pasa” de su padre, y añade que Aurélie Filippetti, la ministra de Cultura, “no tiene la menor voluntad de abrir el museo”, cerrado por reformas desde 2009.

Al mismo tiempo, un colectivo de artistas e intelectuales ha enviado una carta a Manuel Valls, primer ministro, y a Anne Hidalgo, alcaldesa de París, reclamando al Estado y al Ayuntamiento que salven la casa-estudio donde Picasso pintó el Guernica, en el número 7 de la calle Grands Augustins. El manifiesto reclama que se declare bien de interés artístico el edificio antes de que sus dueños se lo cedan a un grupo inmobiliario que, según los firmantes, quiere construir en él un hotel de lujo.

bfbab81f5afbb7b8be0d9a6f4a6d19fc bb170606f13da445ae801fe78e01de4d bad5093c57ab5bd59c81089cd71a6c85 b561122be87dc699cda5f906aabf3095

Claude Picasso, representante de la familia Picasso en el consejo de Administración del Museo Picasso de París, ha explicado que se ha reunido con la ministra de Cultura para intentar convencerla de que la pinacoteca debe reabrir en junio, pero que Filipetti se negó. “Me dijo que no podía porque no tiene vigilantes, y sostuvo también que las obras se habían retrasado. Pero las obras se han entregado en la fecha prevista, es decir, el martes pasado”, dice el hijo de Picasso.

1473758532ec1a06514f7b964c51b83d 6cd5e159f4e101597b737d4e993a7e63

El estudio donde pintó el ‘Guernica’ podría convertirse en un hotel de lujo

El heredero cuenta que Filipetti se negó a acompañarle a visitar las instalaciones del museo, y deduce que la ministra “no tiene ningunas ganas de abrir el museo”. “Me están mareando, y tengo la impresión de que Francia pasa de mi padre y también de mí”, concluye.

Claude Picasso quiere además que el ministerio se comprometa por escrito a que la directora del museo seguirá siendo Anne Baldassari, al frente desde 2005, y afirma que ha pedido ayuda al presidente François Hollande, sin éxito, y que su “última esperanza” es Manuel Valls, primer ministro e hijo del pintor catalán Xavier Valls, aunque este todavía no le ha contestado.

El fondo de la cuestión, según explica una fuente cercana al museo, es el choque personal entre Baldassari y Filippetti, dos mujeres de carácter fuerte que no logran ponerse de acuerdo en nada. Según esta fuente, Filippetti quiere desembarazarse de Baldassari, y amenaza con convertir al museo en un satélite del Centro Georges Pompidou. Pero Claude Picasso se niega a ambas cosas: “Si el ministerio está enfadado con Baldassari, yo lo estoy con Filipetti. La reapertura debía ser una fiesta inédita. La han convertido en una catástrofe”.

58a83fcebabc5ef64f4d3af58b09b43f 00784ac36e2c09b201e37448cda460f5

El heredero está tan enfadado que amenaza al Estado francés con revertir la donación de la colección de arte que atesoraba su padre si se confirma “el rumor” de que el museo Picasso se integrará en el Pompidou. Si esto sucediera, el gran perjudicado podría ser el artista español Miquel Barceló, que ha sido invitado por Baldassari a realizar la primera gran exposición temporal del nuevo Museo Picasso. El pintor, que no quiere entrar en la polémica, cree que el museo “abrirá en otoño, y no ahora”, y afirma que espera poder exponer en la primavera de 2015.

Inaugurado en 1985 y situado en el barrio del Marais, en un edificio llamado Hôtel Salé, el Museo Picasso cuenta con más de 5.000 piezas originales que forman la mayor y la mejor colección mundial del artista. A las donaciones que hizo la familia para crear la pinacoteca su sumaron más tarde la de Jacqueline Picasso, igualmente excepcional. Antes de la bronca, Claude Picasso había ofrecido al museo una nueva y doble donación muy valiosa: varios documentos de Dora Maar sobre la creación del Guernica, y un importante cuaderno de dibujos.

49e3f29559fc9695d932f407f7c6b4a7

 

Antes de la bronca, la familia había ofrecido una nueva y doble donación

La renovación y ampliación del museo, que ha costado 31 millones de euros, se ha financiado en parte con una veintena de exposiciones temporales de la colección, que en los últimos cinco años ha visitado trece países distintos.

En paralelo a la polémica sobre el museo, otro contencioso amenaza con llevarse por delante para siempre el Granero del número 7 de la calle de los Grands Augustins. Picasso vivió en los dos pisos superiores de ese edificio entre 1937 y 1955, y allí fue donde pintó el Guernica, que se expondría por primera vez en 1938 en la Exposición Internacional de París. La asociación Opinion Internationale ha lanzado una campaña para exigir al primer ministro y a la alcaldesa de París que clasifiquen con urgencia el lugar como bien de interés cultural y de la memoria el edificio.

422151233a4a81a22980fc9eff33bb62 670492a0ceb20b13d372b9f361d1fd90 0158554b5ebc22a29c44d92866092965 945b056a615d98b3810f9edbb2aeb8e9

La carta, firmada por docenas de artistas, intelectuales y profesionales, recuerda que el Granero está cerrado desde noviembre pasado porque su propietario, la Cámara de los Ujieres de Justicia de París, expulsó al Comité Nacional para la Educación Artística, que había reformado el edificio en 2002 y que realizaba allí todo tipo de actos culturales.

Aunque los herederos de Picasso se habían ofrecido a financiar una fundación, los dueños parecen preferir una opción más prosaica: ceder el edificio para un hotel de lujo. La carta enfatiza que el Estado clasificó de urgencia como bien de interés cultural hace unos años un restaurante de los Campos Elíseos, y animan a Valls e Hidalgo, dos franceses de origen español “que siguieron los pasos de Picasso”, a presionar para que la comisión de patrimonio haga lo propio el próximo 13 de junio con este “lugar único de la historia del arte”.

 

Fuente que utilizo:  http://cultura.elpais.com