Cien españoles que triunfan en el mundo

aa9b86fd7773f19986f010161251e1ab 93b7757247b21b7f89861392c4bb7a18

cfa01d6be4b8c0adbc53e753fac7726a c444b9fc264c9eafc9f0281d5c3e6261

Cien españoles que triunfan en el mundo

__El alto comisionado para promover la Marca España elige a un centenar de profesionales destacados y representativos

1401271900_564764_1401283646_album_normal 1401271900_564764_1401283034_album_normal 1401271900_564764_1401282878_album_normal

Hombre, de entre 40 y 50 años y madrileño. Así es el perfil medio de los personajes nominados al premio 100 españoles. Sin embargo, la lista también contiene a mujeres, jóvenes andaluces o gallegas. Lo que es seguro es que todos cumplen un mismo requisito: emigraron hacia otros horizontes y representan ejemplos de éxito. Son cien historias de superación y triunfo reunidas por simbolizar la capacidad de triunfar más allá de las fronteras propias. Volvieron a España por unos días, para recibir su premio y EL PAÍS habló con ellos.

El reconocimiento cuenta con el aval de Marca España y tiene como objetivo mostrar al mundo la mejor cara del país, su capital humano; rendir homenaje a los emprendedores; mostrar a los españoles la labor que sus compatriotas realizan fuera y abrazar a los familiares de los emigrantes, que cambiaron nostalgia por orgullo.

Para lograr todo eso, se conformó un comité asesor integrado por César Alierta, Presidente Ejecutivo de Telefónica; Mariluz Barreiros, Presidenta de la Fundación Eduardo Barreiros; María Blasco, Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas; Emilio Botín, Presidente del Banco Santander; Antonio Brufau, Presidente Ejecutivo de Repsol; Marcos de Quinto, Presidente de Coca-Cola Iberia; Carlos Espinosa de los Monteros, Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España; Francisco Reynés, Consejero delegado de Abertis y Antonio Vázquez, Presidente de IAG. Ellos seleccionaron a los 100 Españoles ganadores. La lista está integrada por profesionales de reconocido prestigio con una importante trayectoria profesional entre los que se cuentan abogados, cirujanos, periodistas, religiosos y científicos, entre otras actividades.

pareja-sexo-posiciones-getty_MUJIMA20120608_0023_41 miami3--644x362

Los galardonados serán la cara de un libro que cuenta sus historias y que se distribuirá a organismos públicos y privados, instituciones sociales y culturales, bibliotecas. Además, se realizarán dos exposiciones en España, una de ellas ubicada en el Metro de Madrid y otra en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Posteriormente se exhibirán en algunas embajadas, consulados de España y sedes del Instituto Cervantes, repartidos por todo el mundo. Y en el sitio web 100españoles.es.

1401271900_564764_1401283144_album_normal

Fernando Comerón. De Mataró, Barcelona a Santiago de Chile
Hace casi 20 años que Fernando Comerón se la pasa mirando al cielo, y no solo por trabajo. El astrónomo nacido hace 49 años en Mataró, en la costa catalana, vive en Santiago de Chile desde hace un año y medio. Allí llegó tras ser nombrado representante del Observatorio Europeo Austral (ESO) en el estrecho país. Allí está encargado, entre otras cosas, de los telescopios más productivos del mundo y disfruta de un verdadero paraíso en cuanto a su especialización se refiere: Chile tiene condiciones climáticas muy favorables para la actividad y es una región poco poblada por lo que no hay contaminación lumínica. También tiene una política de Estado que subraya la astronomía.

“Vivo solo en Santiago y mi mujer vive en Munich con mis dos hijas, por lo que buena parte de mi tiempo transcurre en aviones. Vivimos con un océano en medio pero cruzándolo con mucha frecuencia. Son cosas que uno no planea y las circunstancias te llevan a atravesar estas condiciones. Con los medios de transporte actuales las distancias son más pequeñas y esto no habría sido posible hace unas décadas. Estoy contento con mi trabajo y el instituto en el que estoy. En unos años, cuando mis hijas entren en la adolescencia quisiera que me tengan a su lado y pueda estar junto a ellas”, finalizó.

1401271900_564764_1401293728_album_normal

Lucas Vidal. De Mirasierra, en Madrid, a Los Ángeles, Estados Unidos
Lucas es parecido a Ashton Kutcher y ambos pudieron comprobarlo cuando estuvieron frente a frente. Pero él es un español del barrio de Mirasierra en Madrid y nunca ligó con Demi Moore. Sin embargo, también puede considerarse una estrella de Hollywood. De hecho es el compositor más joven en la historia de Hollywood que ha hecho música para una película y a los 30 años, puede decir que le tocó vivir muchas más cosas que sus congéneres. Participó en más de 15 películas, trabajó con actores de la talla de Anthony Hopkins, John Cusack o Taylor Lautner, fundó dos empresas y venció un cáncer a los 20 años, el cual decidió combatir en su tierra natal.

“Creo que una de las cosas que me ha ayudado a continuar realizándome en el aspecto profesional es el hecho de luchar por lo que quise de niño. Por muy difíciles que parezcan hay que luchar por los propios sueños y tras la crisis que hemos tenido, creo que estamos por salir p’alante. Los españoles muchas veces tenemos que salir fuera para darnos cuenta lo que tenemos aquí. Tenemos una calidad de vida estupenda, profesionales y técnicos muy bien preparados y nuestro cine se respeta mucho más en Hollywood que en España. Claro, también tenemos una sanidad y un jamoncito increíble. Al fin y al cabo para mí lo más importante es estar en este momento aquí”, definió.

1401271900_564764_1401282773_album_normal

Myiriam Seco Álvarez. De Sevilla a El Cairo, Egipto
Myiriam se fue hace 16 años a Egipto pero nunca perdió sus primaveras españolas y la ‘ch’ se le sigue metiendo detrás de cada ‘t’ que pronuncia. Visita Andalucía todos los meses de marzo y no hace otra cosa que contar a sus paisanos todo lo que ha ido aprendiendo en su carrera como arqueóloga especializada en egiptología.

Entre otros proyectos, la mujer de 46 años investiga el templo de la eternidad. Excava y restaura el yacimiento para que en un futuro sea visitable. Fue la casa de Tutmosis III, uno de los faraones más importantes de la historia egipcia. Además, bucea en el Líbano estudiando y protegiendo un barco con cargamento de estatuas de terracota.

Dijo a EL PAÍS: “Cuando me fui a Egipto en 1996 lo hice impulsada por lo que me gusta hacer. Fui prácticamente a buscarme la vida y en ningún momento piensas que eso te lo van a reconocer. Es una gran satisfacción que reconozcan el trabajo que estamos haciendo en el extranjero con el esfuerzo que supone llevar a cabo un proyecto de esta envergadura. Es bien difícil coordinar a tanta gente, conseguir financiación, trabajar de cara a las autoridades egipcias. Tengo a mi familia en Sevilla y cada año hago dos o tres visitas. Los círculos de amistades se van perdiendo pero siempre hay cosas que ganas y cosas que pierdes”.

1401271900_564764_1401283705_album_normal

Rosa Capella. De Santander a Managua, Nicaragua
Rosa tiene 89 años y ya piensa en cómo acabará su vida. Repasa la lista de las personas de las cuales debe despedirse, proyecta su último adiós en tierras nicaragüenses y recuerda a las grandes compañías de su vida. Pero también es consciente de su trascendencia y, por eso, ya prepara a una discípula para que continúe el trabajo por ella iniciado en 1994.

La entrañable dama de Santander se abrigó con la amistad del filántropo estadounidense Alan Shawn Feinstein y fundó Nitca, una ONG sin fines de lucro que promueve como eje central la erradicación del trabajo infantil a través de la promoción de proyectos de educación, salud y desarrollo comunitario, con énfasis en la defensa de los derechos de la niñez y adolescencia.

Tiene una hermana cubana que se casó en España. Ella hizo el camino inverso y se enamoró de un cubano que falleció a los pocos años. Y aunque le agobien el calor y los frijoles centroamericanos, Rosa siente que en Nicaragua tiene una familia global muy numerosa y que en ningún lugar del mundo recibe tanto cariño. “Empecé el proyecto por la gracia de Dios. Recibí unos terrenos en un barrio con pobreza y violencia que se llama Los Laureles Sur. No había agua, ni teléfono, ni energía. Ibamos con estudiantes al barrio todos los sábados hasta que cambiamos la mentalidad de todos: los estudiantes y los vecinos del barrio”, relató.

Y deseó: “Que los jóvenes españoles piensen más en todos los pobres del mundo, porque hay millones que no comen todos los días. Todos ellos pueden hacer algo porque todos tenemos un espíritu que hay que desarrollar para que, pensando de otra forma, todos los pobres tengan derechos. No es justo que haya un desempleo tan grande y haya unos millonarios tan poderosos”.

1401271900_564764_1401283485_album_normal

Jon Ruiz. De Bilbao a Bogotá, Colombia
Jon es economista pero también periodista. Y, como tal, vive conectado. Tal vez por eso no se siente tan lejos y siempre puede decir que vive en su país. Vasco de nacimiento y colombiano por adopción, el gerente general del periódico El Tiempo de Bogotá tiene 47 años y una costumbre impostergable: cada día al llegar a la oficina y nada más quitarse la chaqueta llama a sus padres por teléfono a España.

Tiene medido el tiempo de viaje a Bilbao, son 15 horas, y siente que los que marchan son los responsables de mantener el contacto. Así fue como se enteró su madre de que sería premiado y desde ese día, “la mujer está como loca de alegría”. Hay algo que no puede hallar en Colombia y por lo cual nunca cambiaría a España: la comida.

“El español en general es un superviviente. Ha tenido muchos procesos migratorios y ha demostrado carácter para salir de sus situaciones complicadas. En los tiempos que corren desgraciadamente hay mucha gente en el desempleo, sobre todo gente joven, con problemas laborales a medio plazo. Estos premios consiguen demostrar que se puede salir adelante y si no puede ser en tu propio país hay que buscarse las lentejas donde sea. El español tiene capacidad de superación y esta iniciativa busca rescatar esos valores. Somos echados p’alante, capaces de triunfar no solo en nuestra zona de confort y de aportar en aquellas comunidades donde nos integramos”, contó.

1401271900_564764_1401283569_album_normal

Jaume Sanllorente. De Barcelona a Bombay, India
En su vida no hay un día normal. Porque su vida nunca lo fue. Jaume era un periodista económico de Barcelona hasta que en 2003 viajó a Bombay y conoció un orfanato a punto de quebrar. 40 niños estaban a punto de caer en la prostitución infantil. Entonces, vendió su departamento y se estableció en la India. Allí fundó la ONG Sonrisas de Bombay y en la actualidad, la organización beneficia a más de 8.000 personas al tiempo que emplea a otros 225.

Una tercera parte del año la vive en aviones porque su tarea también le reclama divulgar la actividad y conseguir apoyos para proyectos como el que está trabajando en estas semanas: hacer pedagogía jurídica en las comunidades. No obstante, el hombre de 38 años siempre vuelve a España y además de visitar familiares y amigos, cumple un ritual ineludible: comer jamón.

Pero siempre volverá a Bombay. “Hasta que quede un solo pobre en esa ciudad yo no voy a dejar de trabajar. El compromiso es para siempre, es vitalicio. Y morirá conmigo”, sentencia.

Y opina: “La crisis española me parece muy triste, porque nos toca de cerca. Quiero pensar que es cíclica y que tarde o temprano se dejara atrás, ya hay apuntes de eso. Lo que me gustaría es que cuando pase, salgamos reforzados de otros valores. No quisiera que repercutiera en temas de derechos humanos, libertades y recortes excesivos. En España tú te mueres en la calle y te viene una ambulancia a buscar, aun en una crisis tremenda. La realidad no es ni por asomo comparable a lo que se vive hace tantísimos años en la India. Me gustaría que los ciudadanos siguieran recordando que hay otras partes del mundo en los que se sigue viviendo en crisis porque hasta que no tengamos un sentimiento planetario, esto es que sea igual la señora que esta en Bombay con la que vive en un tercer piso de Madrid, seguiremos muy mal”.

b23395436be4ed23a56a5e8d7d0c7d77 4983db7eaf4620d9d2c55d988c933d4e 802acf14ef38f859442687f52c1e1526

 Fuente:  http://sociedad.elpais.com

Anuncios

España,el lugar donde los dioses vienen a llorar

España, el lugar adonde los dioses vienen a llorar.

En un mundo de forajidos el que camina en sentido contrario, parece que huye.

T.S. Elliot

931b85fb99c8a680db0d0297aeb9a543

El 28 de marzo del año 1942, la enorme e incandescente luz de uno de los más grandes poetas, nacido inmortal y parido por un vientre fratricida, se ausentaría de su presencia física tras abandonar un cuerpo quebrado por el estigma de un dolor irreparable.

f95d58a39c998f745ae425f990cc218c e8572e2b8188e1780ba55ad9ad635ab5

De inspiración telúrica y versos torrenciales, la enorme humanidad de este excepcional poeta se implica de forma harto comprometida con los desheredados de la tierra. Cristiano en retirada, desengañado por la mala praxis del mensaje de aquel milenario profeta que fue Jesucristo, se encontró de bruces con una realidad social cruel y desamparada donde el lamento de los descamisados no inmutaba al Gran Lobo Feroz, que agazapado en la noche oscura, esperaba su oportunidad.

Los versos de Hernández expresan los anhelos y temores de un pueblo y en el ritmo de su verbo estalla la pólvora que aterra al poder: la demoledora acción de las ideas de un libre pensador que no se pliega al pensamiento horizontal. El auténtico poeta siempre es un ser subversivo, y eso es algo peligroso, porque promueve la “ilegalidad” del pensamiento libre.

El auténtico poeta siempre es un ser subversivo, y eso es algo peligroso, porque promueve la ilegalidad del pensamiento libreEl autor de las Nanas de la Cebolla, Viento del Pueblo, o la famosa Elegía a Ramón Sijé, cultivaría la amistad de otros grandes de su época como el Nobel Vicente Aleixandre, el inolvidable embajador de Chile en España, enorme bastión al que se acogerían muchos perdedores y poetas a su vez, Pablo Neruda, José María de Cossío, autor de la monumental obra dedicada a la tauromaquia o de Antonio Buero Vallejo, posterior premio Cervantes también condenado a muerte en su momento, por “adhesión a la rebelión”. Algunas de estas amistades serían capitales en la defensa del poeta ante los zarpazos de la locura desatada, pero que a la postre se demostrarían insuficientes…

afc8df7effde40b48f7a36b23f5a527b ad62f2a51cca746b04f5daed375201d1

Delación, tortura y condena de muerte

En la primavera del año 1939, concluida la guerra, recién impresa y aún sin encuadernar una de sus obras cumbre, la premonitoria El hombre acecha, la apisonadora de la censura franquista, encarnada en el filólogo Joaquín de Entrambasaguas, condenaría a la hoguera un ingente número de galeradas. Caprichos del destino, dos ejemplares furtivos puestos a buen recaudo por incondicionales, permitirían reeditar el libro en 1981. Cuando la persecución de los vencidos entraba en su apogeo, su gran amigo Cossío, con enormes contactos entre los vencedores, se ofrecería para acoger al poeta en su casa, pero el aeda, pensando en la veracidad y buena voluntad del edicto por el cual se exoneraban de responsabilidad a aquellos que no tuvieran manchadas las manos de sangre, decidió volver a su Orihuela natal, lo que a la luz de la intensa represión se tornó imposible.

Con tan sólo 31 años de edad, expiraría el cuerpo de uno de los más grandes poetas de nuestra historiaEn su huida a Portugal y habiendo cruzado la marca, un joyero sin escrúpulos le delataría después de quedarse con el reloj que pretendía vender para embarcarse hacia Sudamérica. Entregado a la Guardia Civil por el tirano Salazar, sería sometido a tortura durante tres interminables días en los que sufriría humillaciones de difícil calificación y cuyo relato es sencillamente sobrecogedor.

Tras un penoso periplo por incontables cárceles del sur, llega a Torrijos en Madrid, emplazamiento que hoy correspondería a la calle del Conde de Peñalver, del que gracias a las gestiones que realizaría el infatigable Pablo Neruda ante el alto cardenalato, saldría en libertad sin ser procesado, en el otoño de 1939. Pero la tragedia que siempre le acompañaría no daba signos de fatiga.

De vuelta a Orihuela, sería nuevamente delatado y detenido. Juzgado y condenado a muerte en la primavera de 1940, innumerables amigos vinculados al nuevo orden entre los que se encontraba el obispo de León, intercederían por él, siéndole conmutada la pena de muerte por la de cadena perpetua. El general golpista causante de una Guerra Civil que se llevó por delante un millón de muertos y cientos de miles de exiliados, tras el enorme escándalo internacional que supuso el paseíllo a Lorca, decidió conmutarle la pena de muerte por una de inferior grado.

85429679b400fb9ad371c48572ba7185 77803801c96a5104a0b8c4bd4c5d7416 8bd3b970b524d96fe9dd150ef0cb677c

La metáfora de la libertad

Trasladado a la prisión de Alicante. Entraría en una espiral de degradación de una severidad inevitable. La humedad, el hambre, las palizas diarias y un régimen carcelario medieval, devinieron en una bronquitis no tratada a la que acompañaría un tifus galopante, que para rematar desembocó en una fatal tuberculosis, mientras rodeado de un horror sin bridas, escribiría a hurtadillas sus postreros poemas terminales. Justamente, en el momento más poético del día, con la magia del alba, el 28 de marzo del año 1942, casi sin haber tenido tiempo de amanecer a la vida, con tan sólo 31 años de edad, expiraría el cuerpo de uno de los más grandes poetas de nuestra historia. Los que estaban presentes en aquel postrer momento, dicen que murió mirando la luz del amanecer que a través de la exigua ventana que fue cómplice de su último aliento.

Rodeado de un horror sin bridas, escribiría a hurtadillas sus postreros poemas terminalesEn medio de la aquella soledad impenetrable y el desamparo del silencio de la enfermería de la prisión escribiría en la pared: “Adiós, hermanos, camaradas, amigos / despedidme del sol y de los trigos”. Como legado de su grandeza personal y de su proverbial humildad, este poeta dejaría registrados en papel de váter sus últimos versos impregnados de aquella enorme humanidad que siempre sería su carta de presentación. En medio de aquella implacable ola de represión, la metáfora de la libertad emergería hacia los territorios inexplorados de lo eterno con una grandeza incontestable.

La ley del silencio que se le aplicó de manera implacable a la obra y figura de este primer espada de la poesía universal afloraría resucitada si cabe, con más fuerza. La infamia a la que fue sometida su memoria no amputa ni desfigura su auténtica dimensión humana aún a pesar de la amnesia que el paso del tiempo provoca en los humanos. Su generosa disposición para con sus semejantes, la estela de testimonios que hablan de su dignidad en medio del caos, la multitud de amigos que le asistieron en uno y otro bando y la forma en que enfrentó su condena y muerte, hablan de un ser humano fuera de lo común y también retrata a sus verdugos que al parecer decían defender principios cristianos.

1d2d298938dee8c954aefaabd82a9686 3f1215dce0d16cac77cc46a23ad32dee

En uno de los versos dedicado a su segundo hijo, Manuel (el primero moriría de hambre en los prolegómenos de la guerra), dice así:

“Hasta la vuelta, pequeñuelos / y que no os vayáis a perder / en las estrellas de los cielos. / Venid siempre al atardecer”.

Quizás España sea el lugar donde los dioses sólo vienen a llorar.

Fuente que utilizo:   http://www.elconfidencial.com

“España no ha hecho justicia con sus hijos”,dice el historiador Hasan Aurid

Zamora11 xy8q VXV

Rabat, 5 mar (EFE).- “Es como si España tuviera un marido violento, que era la Inquisición, y hubiera abandonado a sus dos hijos, primero los sefardíes y luego a los moriscos. Ya es momento de reconciliarse con su propia historia”, propone el historiador marroquí Hasan Aurid.

Aurid, exhistoriador oficial del Reino de Marruecos y autor de “Le morisque” (2013), que narra la vida de un morisco granadino, saluda en una entrevista con Efe el paso dado por el Gobierno español para ofrecer la nacionalidad a los descendientes de sefardíes españoles, pero cree que “se ha quedado a medio camino” al no tener “un gesto de reconocimiento para con los moriscos”.

Rabat Marruecos 05 near tripoli_6 Marruecos

Se calcula que más de 300.000 moriscos fueron expulsados de España por el rey Felipe III entre 1609 y 1613, en un momento de gran poder de la Inquisición, que les reprochaba no ser verdaderos cristianos y practicar el islam en la clandestinidad, además de constituir un potencial aliado de los piratas berberiscos y la flota turca.

Al salir de España, los moriscos se establecieron en Marruecos (en Rabat, Tetuán y Fez), además de Túnez, Argelia y hasta Trípoli.

800px-Capture-of-Blackbeard 3 Adam Styka 44

Los moriscos -sostiene Aurid- eran étnica y culturalmente españoles, y entre ellos había falsos cristianos junto a verdaderos e incluso junto a judíos. Su gran tragedia es que fueron vistos como malos cristianos en España, pero al llegar a África sufrieron el estigma de ser vistos como malos musulmanes.

Esto explica que hayan formado durante generaciones comunidades endogámicas, y los Carracho, Farchado o Bargachi (alteraciones de nombres como Carrasco, Furtado o Vargas) hayan mantenido costumbres heterodoxas como la afición por el vino o por ciertos platos de origen español, asegura.

Aurid diferencia entre la “aristocracia” de Al Andalus, que buscó refugio en la ciudad de Fez, donde se funde con la elite local, y el pueblo llano morisco, compuesto de agricultores y artesanos, que se instaló en Tetuán y Rabat, ciudad esta última donde pronto descollaron como piratas en la llamada “República corsaria de Salé”.

LUDWIG KARL GUSTAVE RICHTER last_fight IMG_6454

Estos moriscos humildes ni siquiera conocían el idioma árabe, pues estaban totalmente integrados en sus pueblos de Andalucía, Murcia y Valencia (las regiones donde eran más numerosos), razón por la cual fueron vistos por los marroquíes durante mucho tiempo como un elemento extraño a la población local.

Los moriscos -prosigue- guardaron más relación con otros moriscos de Túnez, Orán o el mismo Trípoli, antes que con sus vecinos del interior de Marruecos, que recelaban de sus costumbres, sus palabras y hasta su acento extraño.

Al igual que los sefardíes, ha habido entre los moriscos el mito de la llave: familias que conservaban la llave de su casa en España no porque pensaran volver, sino porque era el símbolo de una patria perdida.

casablanca_morocco_825241

Sin embargo, Aurid cree que la llave, cuando existió, era tan novelesca como las famosas lágrimas de Boabdil cuando su madre le reprochó llorar como una mujer lo que no supo defender como hombre.

El escritor reconoce que tampoco Marruecos ha hecho justicia con sus moriscos, relegándolos a una esquina de su historia oficial, y solo recientemente han aparecido asociaciones que reivindican una conciencia morisca o andalusí.

Así, una Asociación de Memoria de los Andalusíes, presidida por Nayib Loubaris (apellido procedente de “Olivares”) y que ha visto la luz recientemente, asegura que hay no menos de 600 familias en Marruecos que podrían tener una “trazabilidad” morisca.

casablanca_city_view

Limitados durante mucho tiempo a reclamaciones de genealogía, los descendientes de aquellos moriscos parecen moverse ahora en un registro más globlal de reivindicación de la memoria de todo un colectivo.

Para Aurid, lo sucedido a los moriscos fue una auténtica tragedia, explicable por razones históricas pero que “la España de 1978″ -como dice, en referencia a la Constitución- debería reconocer como Estado moderno que es.

“No me anima un espíritu incriminatorio, más bien de reconciliación. No creo que sea una cuestión de pedir perdón; ¿a quién se le pediría?, se trata de reconciliarse con sus propios hijos, que es como decir con su propia historia”, concluye.

$T2eC16NHJIkE9qU3jckhBRTC2PQZIw~~60_35

FUENTE QUE UTILIZO:

http://es.noticias.yahoo.com